La vía entre Alcalá y Dos Hermanas, una infraestructura peligrosa y que se encarece cada día

Jaime Raynaud y los empresarios de Alcalá y Dos Hermanas reclaman el final de las obras de la carretera entre ambas localidades.

La reclamación del desdoble de la carretera A-392, que une las localidades de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas, adquiere ya tintes históricos. Las obras llevan tres años paralizadas. Pero a este considerable retraso se suma el que supuso su inicio. Se tardaron cinco años desde que se decidió acometerla hasta que se adjudicó la obra. Ocho años y aún no hay garantía de que se vaya a retomar la actuación.

La obra se paralizó cuando se encontraba al 30 por ciento de ejecución. Esto supone que la situación actual es incluso peor que la que tenía antes de comenzarla, ya que se han realizado desvíos provisionales que incrementan la peligrosidad en una vía que soporta una densidad de 15.000 vehículos diarios, una de las más altas de la provincia.

La paralización implica un coste añadido que se incrementa conforme pasa el tiempo. En las unidades de obra ejecutadas se aprecia ya el deterioro. Zonas que estaban ya explanadas y listas para el asfaltado se han cuarteado debido a la lluvia y por todas las zonas crecen hierbas que deberán ser retiradas cuando se retome la obra. El parlamentario andaluz Jaime Raynaud teme que esto supondrá un sobrecoste importante ya que cuando la empresa adjudicataria retome las obras lo primero que hará será aplicar el sobrecoste de la paralización. Sobre la obra pesa además otra amenaza de tipo económico. Su financiación corresponde a fondos de la Unión Europea, que en caso de que no se retome pueden perderse. El presupuesto de la obra asciende a 27 millones de euros de los que un 65 por ciento corresponde a fondos UE.

El parlamentario andaluz del PP Jaime Raynaud visitó este viernes la localidad alcalareña donde mantuvo un encuentro con los representantes de los empresarios de Alcalá (FICA) y Dos Hermanas (FENACO) para analizar la reciente aprobación de una proposición no de ley por el Parlamento de Andalucía para retomar la construcción de la carretera. Ahora en palabras de Raynaud, falta confirmar esta aprobación realizada por todos los grupos políticos del Parlamento con la presencia en el presupuesto de 2015 de partidas para la ejecución. Según anuncia, desde su formación estarán «especialmente vigilantes» para que así ocurra y para que la cantidad consignada sea suficiente para dar un impulso definitivo a la obra.

Por su parte, los empresarios han destacado que el estado actual de la carretera supone «un riesgo añadido» para los miles de conductores que diariamente circulan por esta carretera por lo que consideran «de máxima urgencia» la terminación de la misma.